Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

El síndrome Houdini

Alude precisamente a las facultades del mítico escapista húngaro del siglo XIX. Sin embargo, en este caso hablaremos de un escapismo psicológico derivado de la evitación. Así, se puede escapar de una situación familiar, de un trabajo o de las obligaciones diarias.

Las luchas de egos, las complacencias y hasta lo difícil que es expresarse de manera auténtica sin dañar al otro son circunstancias comunes en las relaciones interpersonales. Dicho esto, el hecho de que muchas personas escapen de estas relaciones expresa un síntoma mucho más profundo en la sociedad actual.

En muchos casos, la relación es directa, cuanto más compromiso, mayor «necesidad» de escapar. Es algo naturalizado en muchas personas, pero, ¿cuáles son las verdaderas causas de este fenómeno? ¿Por qué es tan complicado implicarse emocionalmente?

El síndrome de Houdini suele tener varias fases. Todas ellas marcan un proceso que va desde la entrega hasta el rechazo total. Veamos las principales características de sus fases.

Implicancia: etapa de auge sentimental. En la misma se ejecutan las estrategias de persuasión para obtener lo que se quiere de la otra persona. Parece que no hay límites para la amistad o el amor.

Dudas: las bases poco sólidas bajo las que se construyen los lazos provoca la aparición de dudas rápidamente. Aquí es cuando el castillo de naipes comienza a caerse. Lo hace de forma lenta con el objetivo de no dejar rastros.

Escape: etapa final que se produce cuando ya no hay contacto. La otra persona se ha fugado de nuestras vidas y la comunicación es nula.

https://lamenteesmaravillosa.com

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Top