Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

LA ASAMBLEA DE ANIMALES

Érase una vez en un lejano lugar en donde vivían muchos animales. Ellos querían vivir organizados y no depender de otros reinos. Decidieron entonces hacer una asamblea en donde habían muchos postulados a los diferentes cargos para empezar a gobernarse a sí mismos.

 

 Promocionaron las elecciones por todos los rincones hasta  donde llegaban sus territorios: la liebre fue saltando avisándole a todo aquel que encontraba en el camino sobre la asamblea, de igual manera el águila fue haciendo su trabajo en las alturas, el bocachico recorrió todas las aguas hasta los puntos limítrofes.

 

 Llegó el gran día y todos se reunieron en un lugar totalmente amplio donde se pudieran escoger a los animales adecuados para cada cargo. Los postulados eran: el tigre, la jirafa, el conejo, la cebra, la culebra, el moncholo, el canario y el perro.

 

 Todos y cada uno habló de su programa de gobierno, exponían lo que necesitaba su reinado y lo que ellos llegarían a hacer si quedaran en los cargos disponibles. Posteriormente procedieron a firmar un pacto de convivencia y lo mejor se comprometieron por escrito a cumplir todo aquello que le dijeron al resto de los animales de la población: “pongo en manifiesto con mi puño y letra que si no cumplo honestamente con mis funciones de servidor público ante mi sociedad, seré yo quien deje el cargo voluntariamente”. Al final del texto estampaban la rúbrica de cada uno.

 

 Las elecciones duraron todo el día. El rey león y el elefante, quienes fueron delegados por toda la población para hacer la veeduría de principio a fin, leyeron los resultados al final de la jornada de acuerdo a número de votos obtenidos y en ese mismo orden deberían gobernar si su antecesor no cumplía lo pactado, así: la jirafa, el tigre, el conejo, el canario, y el perro.

 

 Al cabo de dos años, la jirafa no dio la talla y le cedió el cargo al tigre; pero este tampoco cumplió con sus funciones y pasó a gobernar el conejo que además de hablador y saltarín cedió el puesto por deshonesto al canario que en su campaña cantó muchas promesas pero no cumplió absolutamente nada, saliendo él mismo del cargo; actualmente está gobernando el perro pero le quedan pocos días por su mal gobierno.

 

 Lo peor es que la comunidad que eligió a sus gobernantes está decepcionada y han hecho protestas de distintos tipos.

 

 El rey león y el elefante como veedores están pensando seriamente  inhabilitar para siempre todos lo que han gobernado hasta ahora en este reinado.

 

 Convocarán  a una nueva asamblea para buscar a animales responsables y que luchen  el bien común.

 

 Autor: José Altahona de la Hoz – Joche -

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Top